miércoles, 27 de julio de 2011


-¿No me das un beso? - le preguntó él, extrañado.

Ella lo intentó. En serio, lo intentó con todas sus fuerzas. Probó a hacerlo sin pensar, cerrando los ojos, pero cuando sus labios se acercaban a él simplemente... no pudo.




1 comentario: