jueves, 23 de septiembre de 2010


Dímelo otra vez. Dime que me odias. Que soy insportable, complicada, capichosa, infantil, tonta, inoportuna, absurda, incorregible, inculta... Y luego vuelve a decirme que, a pesar de todo eso, me quieres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario