martes, 10 de agosto de 2010

Traté de avistarte. Te dije que no le hicieras caso. Por todos los medios inenté prepararte, y no ha servido para nada. Has tirado toda la preparación mental por los suelos. ¿Es qué no oiste mis consejos y mis advertencias? He perdido el tiempo contigo. Ahora ya es demasiado tarde para ayudarte, luego no vengas quejándote ni pidiendo ayuda, porque eres un caso perdido. Has entrado en el juego. Ya es tarde para salir. Tú misma, yo ya no puedo hacer nada para sacarte de esta, amiga mía.

Firmado: tu conciencia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario