martes, 10 de agosto de 2010

Orgullo y Prejuicio

- Señorita Elizabeth, he luchado en vano y ya no lo soporto más. Estos últimos meses han sido un tormento. Vine a Rossins con la única idea de verla a usted. He luchado contra el sentido común, las espectativas de mi familia, su inferioridad social, mi posición y circunstancias, pero estoy diespuesto a dejarlas a un lado y pedirle que ponga fin a mi agonía.
- No comprendo.
- La amo, ardientemente.


2 comentarios:

  1. Que bonito! Gracias por pasarte por mi blog, yo también te sigo.
    Si te parece, te pongo en mi lista de blogs recomendados, ¿hace? jajaja.
    Se sigo leyendo. Un saludo.

    ResponderEliminar