sábado, 24 de abril de 2010

¿Todavía no sabes qué es eso que me hace tener una razón para vivir? ¿No entiendes qué es lo que me da los ánimos y me cura las penas? No necesito ni alcohol, ni tabaco, ni siquiera compañía de otros seres...
Solo la necesito a ella.
Música para limpiar el alma y dar rienda suelta al espirítu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario