miércoles, 14 de abril de 2010

Se trata, simplemente, de nostalgia. Nostalgia pura y dura, es lo que yo padezco.

Dicen que la nostalgia es un sentimiento de pena, tristeza y sobre todo de anhelo.
Echar de menos un pasado, que nos parece mejor que nuestro presente. Echamos de menos eso que no tenemos ahora.

Aunque a veces tendemos a idealizar el pasado, solo nos quedamos con las cosas buenas, olvidando las malas. Sí, es justo lo que me pasa.
Porque los buenos momentos ganan por goleada a los malos, de esos ya casi ni me acuerdo.

Opino que deberían considerar la nostalgia una enfermedad, yo la veo así y soy consciente de que la padezco. Daría lo que fuera por recuperar alguno de aquellos días y haberlos aprovechado más.

Lo más triste es que sé que nada volverá a ser igual que antes, aunque vuelva a aquel lugar las cosas habrán cambiado, la compañía habrá cambiado y yo misma habré cambiado.
Por eso se podría decir que la nostalgia no tiene cura, y jamás la tendrá.

Solo me queda escuchar esa canción que me evoqué el pasado, ver esas antiguas fotos que me transporten allí y soñar...





No hay comentarios:

Publicar un comentario