lunes, 19 de abril de 2010

La vida no es más que una carrera de obstáculos muy dura, en la que se debe de correr lo máximo posible sin perder tiempo. Un problema tras otro que se plantean como pruebas que si no se superan suponen el fin...
Pero, por más que lo pienso, creo que el fin hagas lo que hagas siempre es el mismo: la muerte.
¿Es un buen premio por el luchar tanto? ¿O sería acaso mejor dejar de sufrir y dejarse vencer para obtener, al fin y al cabo, lo mismo?

2 comentarios:

  1. GÉNIAL:))
    I LIKE IT.
    GUAPA!
    espero que leas mi historia y te guste.
    UNBESO

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas Gracias por tu comentario. Enserio me alegro muchísimo de que te guste. Jaja ya se lo de la ortografía :D Y lo de la tercera y primera persona también ajja yo misma me lio pero es que a veces no se como contarlo.
    SUPERGRACIAS:))
    guapa!

    ResponderEliminar