jueves, 25 de marzo de 2010


No te fíes, hasta las cosas más fáciles pueden salir mal, las cosas más simples pueden volverse complicadas y la maquinaria más perfecta puede estropearse y dejar de funcionar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario