domingo, 14 de marzo de 2010


La inocencia no existe.

Todos tenemos un secreto oculto, una venganza pendiente, un pasado del que no queremos hablar, un complejo y un amor imposible. Todos odiamos. Todos mentimos. Todos queremos beneficiarnos trabajando lo menos posible. Todos ansíamos pasión, lujuría y poder. Somos codiciosos. Y sobre todo, somos humanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario