domingo, 28 de febrero de 2010

Una mañana más nos levantamos de la cama, deseando poder dormir 5 minutos más... o 5 horas más, parece que nunca tenemos suficiente a la hora de dormir... Y una mañana más comenzamos ese círculo vicioso, ese pozo sin fin, esa rutina y esos hábitos díficiles de cambiar...

...y yo me pregunto...¿realmente merece la pena todo esto?

No hay comentarios:

Publicar un comentario