lunes, 2 de noviembre de 2009


Soy taaaan idiota que cuando me doy cuenta mi cabeza ya ha recreado ese momento en el que tú me cogerás de la mano y dirá lo mucho que me quieres y me necesitas, justo antes de darme un beso de esos que te cambian la vida.

Y esque, a veces, soñar es lo más doloroso, aunque sea el camino más fácil. Y yo peco de soñadora compulsiva, mis sueños son mi droga, que me van destronzando poco a poco, cada día un poquito más.
...pero, al fin y al cabo, ¿qué puedo perder, si en realidad, no tengo nada?
Porque lo único que me importa eres , no me perteneces, asi que no puedo perder,¿verdad?

No hay comentarios:

Publicar un comentario